Propiedades del Jengibre


En MiYoga tenemos siempre infusiones para aquellas personas que al salir de clase les apetece sentarse un momento y disfrutar de los beneficios que aporta. A mi personalmente me apetecen después de mi práctica por ser algo calentito que mantiene ese estado de recogimiento interior, de bienestar, de sentirse "a gustito". Se pueden tomar bien calientes, tibias e incluso frías en verano (después de la práctica siempre calentitas). Las infusiones que degustamos en nuestro espacio, de la casa YogiTea, llevan todas una base en menor o mayor cantidad de jengibre, cardamomo, canela, clavo , cúrcuma y muchas más especias beneficiosas y muy valoradas en otras tradiciones por su aporte a la salud. Es por eso que mucha gente me dice a veces: "esta infusión pica un poco". Depende de cual sea lleva más o menos jengibre y esa es la sensación que produce. Para que te animes a integrar el jengibre en tu vida lee los beneficios. Además esta semana tienes jengibre confitado que trajo nuestra compañera Ana, eso sí, lleva azúcar pero la combinación está muy equilibrada y después de clase sienta estupendamente.

¿Para qué es bueno el jengibre? El jengibre, Zinger officinale, ginger en inglés, está entre las plantas medicinales más beneficiosas del planeta.

El jengibre, junto con la cúrcuma y el cardamomo, es una especia muy común en la cocina y medicina tradicional asiática, principalmente de países como China, India o Japón debido a las propiedades medicinales del jengibre.

Entre los usos medicinales del jengibre podemos destacar que se usa para aliviar las náuseas, cólico, el dolor, la inflamación, ardor de estómago, gases y problemas digestivos en general, dolor de cabeza o cefalea, e incluso para estimular la producción de leche materna.

No es de extrañar que actualmente el jengibre se siga utilizando tanto en remedios caseros.

Para aprovechar los beneficios del jengibre, podemos usarlo de forma externa y local o bien consumirlo de forma interna.

Vamos a ver porqué el jengibre es tan bueno para la salud, cuáles son los beneficios del jengibre y cómo utilizarlo para aprovechar sus propiedades.

Para qué es bueno el jengibre

El jengibre para el dolor de cabeza: si sufres dolores de cabeza como migraña o jaqueca, debes saber que el jengibre es un remedio natural para la cefalea. Es especialmente efectivo para los dolores de cabeza asociados a cambios hormonales, como en el caso de la menopausia y del síndrome premenstrual.

El jengibre reduce la inflamación: el consumo habitual de jengibre es muy útil y beneficioso para reducir la inflamación en cualquier parte de nuestro organismo: desde el colon, las encías a las articulaciones, y se usa con éxito para artritis reumatoide, osteoartritis, etc. debido a los componentes con acción antiinflamatoria. Resulta muy beneficioso en casos de patologías asociadas a inflamación como es el caso de diabetes y obesidad.

El jengibre alivia las náuseas: masticar un trozo pequeño de jengibre o rallarlo y añadirlo a un vaso de agua es un remedio casero muy sencillo que puede servir para aliviar las náuseas independientemente de la causa u origen de éstas (mareo en coche, embarazo, oncológico, etc).

El jengibre mejora los problemas digestivos: ayuda a aliviar los problemas del tracto digestivo como la irritación. Además estimulan la producción de saliva y bilis que mejoran el proceso digestivo que favorecerá la buena absorción de nutrientes. También se usa para combatir la bacteria Helicobacter pylori (causante de algunos tipos de úlcera de estómago). Ayuda a eliminar gases acumulados y la distensión abdominal y otras molestias que causan.

El jengibre estimula la circulación de la sangre: si quieres prevenir venas varicosas y mejorar el estado de los capilares sanguíneos, la circulación de la sangre y prevenir la formación de coágulos, incluye jengibre en tus platos o en tus infusiones. Puede ser un aliado a tener en cuenta para ayudar a prevenir dolencias de tipo cardiovascular.

Infusión de jengibre para resfriado y gripe: el jengibre nos puede ayudar a recuperarnos antes en casos de resfriado, catarro y gripe. También mejora la tos, garganta irritada, congestión nasal, bronquitis y problemas respiratorios. Prepara una infusión de jengibre rallando o cortando en láminas un pequeño trozo de jengibre (de aproximadamente 1 gramo), ponlo en una taza y añade agua hirviendo, tapa y deja reposar 5 minutos.

El jengibre reduce el dolor: usado de forma interna o externa, el jengibre nos puede ayudar a reducir el dolor de tipo muscular, el dolor premenstrual y el dolor articular. También hay que añadir que el jengibre mejora la movilidad en casos de problemas musculares y articulares. Estos componentes del jengibre además poseen gran acción antioxidante.

.

Cómo tomar y usar el jengibre

Este rizoma se puede usar de forma interna: consumir fresco en platos dulces y salados, deshidratado, confitado, en polvo, en jugo o zumo, tintura, añadir a batidos verdes, etc. Sólo tienes que pelarlo y rallarlo o cortarlo en finas rodajas. Te recomendaría que empezaras tomando un trozo pequeño (de no más de 1 cm) porque el jengibre tiene un sabor algo picante y puede que no guste a todo el mundo al principio. De todas formas, no hace falta añadir grandes cantidades, con utilizar entre 1 y 3 cm de jengibre en cada uso es suficiente.

Pero también el jengibre puede ser aplicado de forma externa y local: es el caso de torceduras, esguinces, moretones y golpes, inflamaciones locales, artritis, etc.

.

Posibles contra-indicaciones del consumo de jengibre

El jengibre es una especia de uso seguro para la mayoría de las personas y no se conocen efectos secundarios o perjudiciales de su consumo.

No obstante, consulta a un profesional de la salud que conozca tu historial médico y pueda aconsejarte lo mejor en tu caso particular.

#jengibre #propiedades #beneficios #infusiones #especias #jengibreconfitado

32 vistas